La pesca es una de las actividades productivas más duras que existen por las penosas condiciones a las que tienen que enfrentarse los trabajadores de la mar.

Parte de la siniestralidad laboral del sector, se debe a accidentes relacionados con la estabilidad de las embarcaciones y la falta de formación de la tripulación para saber cómo reaccionar y prevenir situaciones de peligro derivadas del balance del barco.

La profesora del área de Construcciones Navales e investigadora del Grupo Integrado de Ingeniería (Gii) del Centro de Investigación en Tecnologías Navales e Industriales (nuevo CITENI, antes CIT) del Campus Industrial de la UDC, Lucía Santiago Caamaño, investiga el desarrollo de un sistema que permita evaluar la estabilidad de los buques pesqueros y prevenir zozobras durante la navegación.

Recientemente, Science Direct, el portal web de la editorial Elsevier, especializada en contenido científico, técnico y médico ha publicado su artículo «Evaluation of onboard stability assessment techniques under real operational conditions». En él, se estudian técnicas de evaluación de la estabilidad a bordo en condiciones operativas reales.

En 2019, Lucía Santiago, ya publicó su tesis doctoral al respecto, basándose en los datos obtenidos mediante técnicas de modelado y simulación numérica de los parámetros que intervienen en la estabilidad de los barcos pesqueros. Durante la investigación también se realizaron experimentos con modelos a escala en el canal de ensayos hidrodinámicos del nuevo CITENI.

Ahora, la investigadora del Gii, publica un nuevo estudio de caso real, resultado del análisis de la información obtenida durante su experiencia embarcada en un arrastrero de tamaño medio. Para el registro de datos, se instalaron sensores en el puente de mando que medían las oscilaciones de la embarcación. De este modo, durante la marea y con las condiciones meteorológicas y oceanográficas registradas por la boya Vilano-Sisargas, fue posible observar y analizar, el comportamiento del barco, durante la campaña de pesca.

De los resultados obtenidos durante este estudio con un barco de prueba real, se concluyó la validación de una metodología, propuesta ya en trabajos anteriores del grupo, para estimar la frecuencia natural de balance del buque en tiempo real, y por lo tanto la altura metacéntrica*, que afecta la estabilidad del buque.

La metodología publicada se basa en la suposición de que la frecuencia de pico del espectro de balance, estimada mediante el empleo de la transformada rápida de Fourier (FFT: un algoritmo que descompone la señal onda en unidades espectrales individuales y proporciona información detallada sobre su composición, lo que que facilita la detección de errores), se corresponde con la frecuencia natural de balance. El método aplicado incluye un enfoque diferente que hace frente a las limitaciones inducidas por dicho algoritmo (FFT) y que se describen en el artículo de investigación.

El rendimiento de este método, basado en el análisis del movimiento de balance probado durante la campaña de pesca del arrastrero, ha obtenido resultados muy prometedores gracias a la inclusión de ciertas modificaciones con respecto a otras propuestas previas. Además de la autora, en el estudio han participado los miembros del Gii: Marcos Míguez González, Sandra Allegue García y Vicente Díaz Casás.

Puedes acceder a la publicación de Lucía Santiago Caamaño en Science Direct aquí.

 

*La altura metacéntrica equivale a la distancia existente entre el centro de gravedad de un barco y su metacentro, que es el punto de intersección de las líneas de fuerzas ascendentes al escorar el barco un pequeño ángulo con respecto a la línea de equilibrio normal.